n-SECUESTRO-large570

La noticia se regó como pólvora. Karime Cruz, de sólo 5 años fue asesinada a manos de sus secuestradores.

Como conté en mi blog anterior, Karime fue secuestrada hace casi dos meses con su tía Mónica Reyes, hermana de su madre en la ciudad donde me crié, Coatzacoalcos, Veracruz en México. Mónica asistió conmigo a la escuela y la noticia me impactó muchísimo. Pero lo sucedido después del secuestro me impacta mucho más.

Los padres de la niña emprendieron una gran campaña para dar con el paradero de su criatura. Desde entrevistas por radio y televisión, hasta marchas y pancartas por toda la ciudad. Llegaron a entrevistarse con Javier Duarte, gobernador del estado y con el procurador del mismo, el señor Luis ángel Bravo. Ambos se comprometieron a ayudarlos.

Desafortunadamente la “ayuda” nunca se materializó a tiempo. Según me cuentan compañeros que estudiamos junto a Mónica y que aún viven en mi tierra, la unidad antisecuestro de las autoridades no hizo un verdadero esfuerzo en dar con los captores.

Pero lo más horrendo es que una de las versiones que corre, respeto a lo sucedido, es que Mónica estaba coaludida con los secuestradores para pedir un jugoso rescate por la vida de su sobrina. Supuestamente, uno de estos desgraciados era su amante. El mismo procurador se atrevió a decir ante los medios de comunicación lo siguiente:

“La señora Mónica Teodora Reyes Baruch participó de manera directa en el plagio de su sobrina, el ilícito lo cometió con ayuda de tres personas las cuales están plenamente identificadas una de ellas ya a disposición del juez penal. Una de ellas es José Armando Salinas Linares, quien en presencia de su abogado declaró (…) Hace unos momentos, José Armando ratificó su declaración ante el juez penal de la causa”.

Mientras muchos han salido a defender la honra de Mónica, quien por cierto también fue asesinada, otros creen en ésta versión que es de verdadero asco junto a los rumores de que se habían encontrado los restos de tía y sobrina desde hace varios días, pero que las autoridades no habían notificado a sus familiares porque supuestamente el gobernador tenía asuntos de campaña así como atender a unos importantes políticos que estaban de visita en el estado.

El viernes, velaron los restos de Karime en un lugar y los de su tía en otro, aumentado la perspicacia en muchos, de que quizá los rumores pudiesen ser ciertos.

Por ahora, la única verdad es que las dos están muertas y sus familias destrozadas. Mi ciudad está conmocionada y hoy, domingo 7 de septiembre, se realizará una mega marcha exigiéndole al gobierno detenga la impunidad, la corrupción, la inseguridad.

¿Cómo puede alguien ser capaz de asesinar a una niñita de 5 años porque no obtuvieron dinero de sus padres? Que los perdone Dios… yo en verdad… no podría.

Este artículo fue publicado en Huffington el 07 de septiembre del 2014

Recommended Posts

Leave a Comment