IMG_1470

Ya no me aguanto. ¿Cómo puede la gente ser tan ignorante y mala? Desde que varios jóvenes sobrevivientes del tiroteo en la escuela Marjory Stoneman salieron a la palestra para exigir un verdadero control en el uso de armas de fuego he venido leyendo en diferentes foros y muros, incluyendo el mío epítetos espantosos y vulgares en contra de los adolescentes que exigen y marchan literalmente por sus vidas. Se han ensañado especialmente en contra de Emma González. La llaman desde aberrante, lesbiana, izquierdista y demás.

No conozco a Emma ni a sus padres, pero si yo fuera su mamá solo podría sentir una cosa: Orgullo.

Orgullo de tener una hija valiente, fuerte, inteligente, empática y sagaz. Alguien que parece ha encontrado su lugar en el mundo cuando a muchos nos ha llevado décadas saber quiénes somos. Una joven que se está convirtiendo en una mujer con sentido común y grandes convicciones.

Me sentiría orgullosa de mi hija rapada, lesbiana y de “izquierda”. Pero en un podio llorando por sus amigos muertos y exigiendo un cambio.

Lo que siempre he querido de mis hijos es precisamente eso, que sepan defender con alma, vida y corazón en lo que creen.

Emma González y sus compañeros no andaban buscando “protagonismo” ni ir en contra del señor Trump, ni de la Asociación Nacional del Rifle. Ni de la armas de fuego. Pretendían estudiar sin tener miedo de recibir un tiro. Así como estudiamos nosotros. Simple. Pero si esto no pasa ¿no tienen derecho a oponerse y buscar soluciones con las únicas armas que tienen que es su palabra e inteligencia? ¿No es eso lo que quieren quienes apoyan las armas? Tenerlas para enfrentar al gobierno si fuese necesario. Pues bien, nuestros jóvenes están usando otras armas más valiosas y que causan miedo: el cerebro y la posibilidad de un voto.

He bloqueado a muchos de mis “amigos” cibernéticos que se atrevieron a referirse a ella y sus amigos de esta forma indescriptible.

Ahora resulta que estar en contra del bodrio del mentado Trump, o pensar distinto a él y sus secuaces es ser de izquierda. Me califico entonces honrosamente de izquierda. Pertenezco a la resistencia. Me manifestaré, gritaré, pero más importante aún, votaré en contra de la insensatez. Me corrresponde y creo que a todos los que nos decimos gente de bien, defender a estos inocentes de las calumnias y la injuria. Pueden decirme india, mexicana, o “wet back” lo soy y a mucha honra también, pero no se metan con la integridad de los jóvenes. No se vale.

Señores, lo grave no es ser lesbiana, transgénero, gay o de “izquierda”. Andar rapado o con una chamarra verde o rosa. Lo verdaderamente grave es tener el corazón podrido para referirse de esta forma a una joven que apenas empieza a vivir.

A tus padres: ¡Buen trabajo! A ti Emma Gonzalez te digo ¡bendiciones niña hermosa! Sigue adelante sin escuchar a la jauría que ladra.

#miopinión #nomore #nomoreguns

 

 

Recent Posts

Leave a Comment