Rosalinda Rodríguez como “Frida”

Rosalinda Rodríguez estaba dentro de un ataúd mientras todos esperábamos a que comenzara la función. La actriz estaba lista para representar la vida de una de las grandes glorias artísticas de México: Frida Khalo.

La puesta es escena era en sí una fiesta. Una verdadera algarabía mexicana. Colores fuertes, los trajes típicos de nuestra patria, la escenografía, todo todo recordaba a un México lejano.

El monólogo de Rosalinda fue impecable. Una dicción maravillosa y una entonación muy cálida nos llevaron a recorrer gran parte de la vida de la pintora.

Sus dolores, sus amores, sus grandes pérdidas, su mexicanidad. Descubrimos a una nueva Frida. La amiga de todos, la extravagante mujer que vivió para un solo hombre: Diego Rivera. Y aunque entendía que era un verdadero desastre para ella, no pudo evitar quererlo siempre.

“La fiesta de la Friducha” nos lleva a la reflexión. ¿Como se puede querer tanto y sufrir igual? 

Cuando llegue a tu ciudad, no dejes de ir a verla. 

Recent Posts

Leave a Comment