Este año ha sido para mi el del descubrimiento. Creo que jamás terminaré de conocerme y me he dado cuenta que constantemente me doy agradables sorpresas. Esta es mi tradicional lista de lo aprendido en este año que hoy termina.

-Que NO VUELVO, NUNCA JAMÁS a anteponer mis deseos, sueños y emociones, por los deseos, sueños y emociones de otros. El 2020 voy a vivir exclusivamente para mi. Egoístamente para mi. Sin remordimientos, sin culpas y sin complejos.

-Que si no te quieren en un sitio, ¡NO INSISTAS EN ESTAR AHÍ! Por favor gente, tantita dignidad no nos cae mal. Lucha por tus sueños, por ese ascenso, por ese aumento, por ese puesto pero, si no se te da puedes tener la SEGURIDAD que Dios tiene otros planes para tí y probablemente sean MUCHO MEJORES que los tuyos.

-Que nuestra PRESENCIA es un regalo precioso. No debemos REGALARLA, DESGASTARLA, ENTREGARLA a quien no lo merece.

-Que las cosas se hacen ¡en caliente! No esperes a que pase la oportunidad, no tengas miedo al fracaso, a que ese súper trabajo resulte una decepción, ¡arriésgate por favor! Despierta a la bestia que hay en ti…¡goza hoy que tienes tiempo!

-Que hay que vivir como el alcohólico, un día a la vez. Preocúpate en la medida de lo posible solo por hoy.

-Que se vale dar reversa. Dar un paso atrás no siempre indica que no has avanzado. A veces, al perder se gana ¡y mucho!

-Que debemos aprender a RECIBIR, de la misma forma en que nos sabemos entregar. Si te regalan una flor 🌷 acéptala como la maravillosa creación de Dios que es. No minimicemos ningún detalle por pequeño que parezca.

-Que NADIE TIENE LA OBLIGACIÓN DE QUERERTE, salvo tú mismo. Si no te AMAS tú, ¿cómo pretendes que otro lo haga?

-Que si pasamos un mal momento recordemos que lo malo es el MOMENTO no tú.

-Que ser AGRADECIDO es una virtud de la que debemos alegrarnos. Si tienes gente agradecida a tu alrededor, tienes una bendición.

-Que NADA ni NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE vale la pena como para entregar la vida. Ni los hijos, ni el trabajo, ni la familia, ni un marido, ni los amigos. El compromiso fundamental es contigo mismo.

-Que me ha costado mucho, muchísimo, demasiado, llegar hasta donde estoy. Que he invertido sangre, sudor y lágrimas en mi misma, por tanto, NO PERMITO JAMÁS el menor asomo de abuso o negligencia hacia mi persona. CERO TOLERANCIA A LA IMPERTINENCIA, así sea con la gente que más quiero.

-SACA con urgencia y emergencia TODO, TODO lo que te hace daño y te impide ser feliz o crecer. Si es tu familia, tus hijos o amigos muy queridos simplemente ámalos y si es necesario atiéndelos pero no permitas que manejen ni tu vida ni tu casa.

-Que aunque duela, nuestras expectativas en la gente son mucho más grandes de las que estas pueden responder. No esperes nada de NADIE.

-Que hay que aprender a vivir en la mediocridad….y tratar de no embarrarte. Así es esto. Punto.

-Que no te debes desgastar en relaciones que no van a ningún lado. Si no te quieren, pues ni modo. Te retiras dignamente (o con una buena mentada de madre) y a lo que sigue. Carajo gente…hay MILLONES de seres increíbles en este planeta, alguien por ahí, algún día en algún lugar te encontrará y entonces…¡deja que te desbarate!

-Que como dijo Santa Teresa de Ávila…..”Nada te turbe, nada te espante”…quien tiene confianza en Dios…lo tiene todo. En pocas palabras, que nada ni nadie te robe tu paz. Hay momentos de presión e incertidumbre, usa la materia gris y oblígate a pensar que es solo por un tiempo.

-Que todos los días deberían ser de año nuevo. Celebrar que estamos vivos, que pasamos 24 horas respirando y que Dios nos da la maravillosa oportunidad de empezar cada mañana otra vez…

Así que, a la vida hay que hacerle el amor y no la guerra. Si te trata mal la mandas a la ching$&@?…¡pa que te aprenda a respetar! Si vieran cuantas veces le he gritado mi florido léxico veracruzano. No pasa nada, pero me hace sentir mejor….

¡FELIZ 2020!

¡Disfruta de este viaje de 12 meses!…

Recommended Posts

Leave a Comment