Mejor un gato…más solidario que un humano….


Es una verdadera lástima ser como soy. Una persona horrorosamente realista. Mi optimismo (si es que lo tengo) se basa exclusivamente en lo que veo. Confieso que mi fe es bastante endeble y diariamente trabajo en ella. Ciertamente no tiene caso ser fatalista y debemos encontrar la forma de mantener nuestro espíritu arriba pero sin caer en tonterías. No sirvo para creer en falacias y sueños baratones. ¡Qué le vamos a hacer!

Por eso, me causa gracia y digamos que “ternura” ver memes y mensajes asegurando que “seremos mejores personas después de esto”.

Me pregunto ¿En serio lo creen? Yo no. Y podría asegurar que ustedes tampoco. No nos hágamos tarugos.

No hemos sido mejores después de las guerras mundiales o el holocausto judío. “NUNCA MÁS” aseguramos después de esa matanza…y sólo tenemos que mirar las fronteras o darnos una vuelta en Nicaragua y Bolivia. O México, que no se me olvide mi patria.

Tampoco lo hemos logrado luego de huracanes y terremotos devastadores. ¿Qué tal con el Tsunami?

¿Cual mejores? Ahí tienen a los niños indocumentados encerrados en jaulas o separados de sus madres, los desplazados en Siria, los apestados de los kurdos. Nuestros hermanos venezolanos muriéndose desde hace años por falta de medicinas. Judíos y musulmanes mentándose la madre día tras dia.

Y así..la vida.

Piedad señor. Estoy segura que si Cristo caminara en este mundo, el pobrecito volvía a morirse ¡del disgusto!

Vamos a ver, pero si en medio de esta mismísima crisis estamos demostrando ser una tribu de bárbaros ¡Por favor!

Empecemos porque no tenemos la capacidad de obedecer. Ni la de compartir, ni la de respetar. Tampoco la de la solidaridad o la de la honestidad. Por una buena obra…cometemos 700 calamidades. Somos vengativos y bastante malandrines.

He visto pleitos y discusiones en los supermercados por paquetes de papel higiénico y una madre vino a mi para que le tradujera porque un cajero de Wendys se negó a venderle un helado a su niño porque ella no hablaba inglés.¡Cuánta conciencia estamos mostrando!

Me he quedado alucinada viendo guantes y mascarillas tiradas en el suelo. Si señores, en el vil suelo o en los carritos de los supermercados. Eso de “quédate en casa” pues tristemente tampoco se cumple. Y en serio, que bonito sería no verle la cara a muchos. Muchos…¡muchos!

El chiste es que cuando todo esto pase, seguiremos siendo lo que somos.

Simplemente porque todo se olvida. Después de las tragedias ¡a lo mismo!

HOMO HOMINI LUPUS

“El hombre es un lobo para el hombre…”

Agárrense, que cuando esto “pase” vendrá lo “bueno”…si, como no…

Recommended Posts

Leave a Comment