JINETEROS DEL AMOR

Cuando llegué a Miami en 1997 un término me llamó la atención: Jinetera. Descubrí que era la forma en que los cubanos llaman a las prostitutas…o prostitutos porque ¡De que los hay los hay!

Y es que pasa que eso del “jineterismo” no se limita a las féminas, lo comprobé yo mismita.

“Si te pido dinero prestado “¿Me lo darías?” Me dijo un galán que me había invitado a cenar a un restaurante de mala monta.

“Claro que, por supuesto que, desde luego que, NO. NUNCA”. Ante mi respuesta el tipo molesto me respondió.

“Wow, no serías capaz de ayudar a tu pareja”.

Sonriendo mientras me tomaba aquel vino malísimo me escuché decirle.

“No soy tu ‘pareja’, no vivo contigo, no eres el padre de mis hijos, llevamos dos meses saliendo y de ‘novio’ acabas de pasar a la categoría de idiota”.

Curiosamente se enojó. En ese segundo el término jinetero tuvo el rostro del hombre frente a mi.

He contado la historia con nombre y apellido a todo el que se deja con la única intención de que estemos prevenidas. Se quieren meter a tu casa, manejar tu carro, comerse tu despensa y en general joderte.

Resulta que hay personajes que piensan que pueden “jinetear” con los sentimientos de la gente. ¿Qué les hace pensar que tenemos que “pagarles” por su afecto? ¿Nos ven muy necesitados de cariño o son unos simples aprovechados?

He decidido llamarles “jineteros del amor”…ay de aquel iluso que llega a creer que le quieren…

De hecho, si te quieren ¡Pero ROBAR!

#jinetero #loco #amor #relaciones #parejas #love

EL DÍA DEL DIVORCIADO

No sé ustedes pero a mi me repatea cuando la gente dice “se están divorciando…que lástima” ¿Por qué les da lástima la felicidad de otros? ¿Será envidia?

Resulta que la gente se divorcia por múltiples motivos, el principal de ellos: ¡Porque ya no se soportan! ¿Creen que decidirían separarse si fueran felices? ¿En verdad piensan que es fácil decir «me largo»? Es tan o más difícil que quedarse soportando malos días. No todos logran salvar sus matrimonios con terapias o rezos, al que lo consigue, de corazón, felicidades, pero algunos simplemente YA NO QUIEREN VIVIR JUNTOS, punto.

Ciertamente nadie se casa pensando en divorciarse en un año o en 20. La idea del “para toda la vida” dura según la resistencia de la pareja, pero, por favor, dejémonos de hipocresías. A todas los matrimonios la idea del divorcio les ha pasado más de una vez por la cabeza. ¡Que es muy difícil querer a alguien para siempre! Y no señores míos, el amor NO ES UNA DECISIÓN. Se siente o no. La decisión está en querer hacer feliz o por lo menos, no desgraciarle la existencia al que AMAS por el resto de tus días.

De hecho, los divorciados deberían, al igual que quien se casa hacer una fiesta o breve celebración para recibir regalos y APOYO.

Total, uno de ellos seguramente se va a quedar con las manos vacías y créanme; es muy difícil empezar de cero. Y hablo desde la experiencia. De hecho mi “cero” incluía a dos niños, dos gatos y 3 tortugas.

Cuando yo me divorcié dos buenas amigas me regalaron mi nuevo juego de sábanas y una vajilla.

¡Ni se te ocurra dormir en sábanas usadas por…you know who! Me dijeron bromeando.

Yo a una amiga le regalé unas rojas muy bonitas. ¡Con todo mi amor deseando que las estrenes pronto…con otro! Le dije intentando animarla.

¡Celebra mi querida chamacona que ya no le vas a ver la jeta todos los días!

Y brincamos de la alegría. Soy de las que celebra las grandes decisiones en la vida de la gente que me importa.

Quu mejor manera de ver la separación matrimonial como una nueva oportunidad para él y para ella. Un nuevo camino. Comenzar.

Vamos a ser coherentes y felices. Pero sobre todo dejemos de lado las lamentaciones estúpidas.

Feliz día del divorciado. Lo acabo de instituir…nomás por joder….

¡Buenos días! 😃

UN ACCIDENTE DE CARRO

¿Ven porqué eso de perder el tiempo no va conmigo? La vida es corta. Hace unos años tuve un accidente automovilístico. Acababa de estar en casa de mi amigo y estilista Martin Richard y tenía la cabeza llena de rolos. Había mandado un mensaje de texto a otro amigo y habia llamado a mi casa para avisar «ya la mamá va para allá»…pero pues no. Todo cambió en un segundo. Me tocó esperar en medio de la calle a que llegara la policía mientras hacía…el recuento de los daños.

«¿Cómo le voy a hacer?…Mañana me toca levantarme a las 4, llevar a Angela al aeropuerto, regresar y meterme al supermercado, llevar los víveres a casa, arreglarme, llevar a Diego al colegio y salir corriendo para llegar a tiempo a mi entrevista de las 9 de la mañana. Carajo, no tendré carro».

Empecé a sentir dolor en el cuerpo y la cabeza, el estrees se apoderó de mi.

«Olvídate de mañana…¿Qué vas a hacer con este carro cuya puerta no cierra? ¿Dónde lo vas a dejar? ¿Llamaré a una grua? Dioooooossss me hace falta mi ex maridoooooooo»…pero no lo llamé.

Siguiendo el consejo de 3 señores que andaban por ahí y luego de dos horas de esperar por la policía me monté en el carro.

«Póngase el cinturón, mantenga la mano en el timón y con la otra la puerta. No mire hacia ningún lado que se va a marear porque lleva un pedazo de puerta abierta. Póngase una cancioncita para que se distraiga…de esas norteñas para mexicanas»…no me hizo gracia.

Puse a Camilo Sesto…»El amor de mi vida…has sido tu..mi mundo era obscuro hasta encontrar tu luz…» y así hasta que llegué a mi casa.

Finalmente a las 12:30 pasada la media noche pude acostarme a dormir. Una buena patada aseguró la puerta.

«Te necesito carrucho…mas vale que jales bonito cuando te prenda en la madrugada porque si no…te va a cargar…la chin%#$»…

Y funcionó..como todas las cosas mías cuando les pego una buena mentada.

Me dolían todos los huesos y el monedero…pero me quedó alegre el corazón ♥️

Que no se nos vaya la vida en tonterías, porque esta dura un minuto…

UN ACCIDENTE DE CARRO

LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN….¡BRUTAS!

Los caballeros las prefieren….brutas. Si, tontas, huecas, sosas, sin sentido común, por cierto el menos común de los sentidos.

Semejante afirmación vino de la boca de una señora que hablaba con otra mujer en una cafetería. Yo estaba escribiendo en la mesa contigua pero el tema me llamó la atención. Pensé que hablaban de la serie colombiana de televisión, pero no. Con mi característico sentido periodístico levanté oreja y me puse a escuchar.

«Te lo he dicho muchas veces, entre más tontas más les gustan. Las bobas los vuelven locos. Como no hacen preguntas y están dispuestas a todo pues les resulta cómodo. Parece que en lugar de una compañera buscan una fanática que les aplauda por todo, que les digan que están guapos y que sonría constantemente a sus estupideces».

A mi la cosa no me pareció tan grave…digo, me encantaría lo mismo, especialmente que se rieran de mis estupideces. Pero cuando me pongo «estúpida» me mandan al carajo, ¿Será que son inteligentes? Seguí escuchando.

«No mamita, ya claudiqué…me doy por vencida. No me voy a hacer la tonta con tal de retener a un hombre».

“¡Mira que eres bruta! ¡Hazte la tonta y asunto arreglado!” pensé.

Ummm, un momento. Solo un tonto, busca a una tonta ¿Que no? A ver, primero definamos la palabra tonta…porque hay tontas muy vivas.

«Es real. Hombres inteligentes prefieren a mujeres tontas. Prefieren ser cabeza de ratón que cola de león. O sea, quieren ser ellos los que lleven la batuta en la relación y que la mujer los siga y haga solo lo que ellos dicen….son tooooontas y a ellos les encanta. Fíjate en Vargas LLosa, un pensador con una ‘socialité’ de una banalidad de espanto».

Mi oreja se puso más alerta. ¿En verdad las prefieren tontas? Me moría de ganas de meterme a la conversación. La charla iba subiendo de tono y y a mi ya me habían servido dos tazas de café. Estaba en mi punto máximo de atención. Se suponía que iba a escribir «alejada del ruido» pero la charla estaba de palco. Además, hablaban de doña Isabel Preysler que según mis cálculos no tiene un pelo de bruta. Luce fantástica a sus más de 70, tiene 5 hijos que la adoran, una cuenta de banco con varios ceros y por si fuera poco se ha casado varias veces con hombres aparentemente interesantes, ricos, famosos y…¿Brutos? O sea…¡Es brillante la mujer!

«Pues no se…me parece que estás exagerando. Es posible que un hombre pueda parecer inteligente y la mujer una bruta. Habría que estar en la cabeza de ambos para ver si alguno tiene problemas de autoestima y quien es más tonto de los dos» le respondió la mujer que la acompañaba.

«Yo sé lo que te digo. Tuviste suerte con tu marido».

¡Es bruta! Pensé rápidamente. Si tiene marido, según la otra es bruta. Y yo ¡Inteligentísima! ¿O más bruta? ¡Qué dilema! Pienso luego ¿Existo?

Las mujeres se levantaron y se fueron. Y yo me quedé ahí, en medio de un «lapsus brutus» con mi taza de café.

😂😂😂😂😂😂

Espero que nadie se ofenda con lo que acabo de escribir, no nos pasemos de…sentimentales….¿Me habré curado de la brutitis aguditis?…

Rick Sánchez y yo, riéndonos de sus chistes “tontos”

UNA MUJER SIN FILTROS

Hace poco hablaba con una amiga sobre los filtros y las aplicaciones de maquillaje que utilizamos algunas mujeres en fotos y videos para vernos mejor.

A mi particularmente me parecen PERFECTAS y un invento extraordinario.

Llevo años trabajando en la televisión, usando maquillaje a toneladas e intentando por todos los medios que mi rostro angelical luzca lo mejor posible. Las nuevas cámaras 🎥 resaltan hasta el bigotito incipiente si no te lo depilas.

Amooooo las cejas bien definidas y las pestañas largas y tupidas aunque sean POSTIZAS o TATUADAS.

Me encanta las que se operan cara, nalgas, senos o nariz.

Hace unos años me tocó ver a una mujer en unos mega tacones, chamarra de cuero, bolsa 👜 modernísima, maquillada hasta la cabeza en un aeropuerto en París. Mínimo tendría 80 años la SEÑORA. Olía a perfume fino a 400 metros de distancia. Quise ser ella.

Son tan feas las caras lavadas y aburridas ¡Por favor! Si en vivo y en directo vas a dar el fregadazo, por lo menos en una foto ¡Intenta dar un gatazo!

“Ya ni se parecen. Se ponen tanto que se cambian las facciones” me dijo.

Yo sigo sin ver el problema. Si a ti te gusta usar filtros, cambiarte los ojos o el tono de la piel, afinar tu nariz o la boca pues mira ¡Hazlo! ¡Qué más da y a quien le importa?

Yo ayer estuve 45 minutos maquillándome para una entrevista que tenía ¿Como por qué tengo que ir a un set de televisión con cara de luna menguante?

La naturalidad no nos viene bien a todos díganme lo que me digan. Hay gente preciosa y con piel perfecta. Pero si ese no es tu caso…para eso está el maquillaje y sus 400000000000 productos.

En donde no deberíamos “maquillarnos” es al momento de unir la boca con el cerebro. Y bueno, dependiendo del caso.

Soy una mujer SIN FILTROS al momento de expresar mis opiniones y decir NO, SÍ o NUNCA. Me da lo mismo lo que piensen los demás.

Bastante me tengo que “filtrar” para seguir teniendo trabajo en mi profesión como para hacerlo en una fotografía 😜😜😜

Heavy duty mamitas…¡Heavy dutyyyyyyy! que nadie quiere ver miserias…

¿Natural yo? NUNCAAAAA jajaja 😝

LA CAJITA DE LOS BESOS 😘

Esta lluviosa mañana mis ojos se toparon con una pequeña caja de madera labrada. La acompaña una llave 🔑 y se encuentra flamantemente ubicada en un lugar especial en la sala de mi casa. Ahora leerán por qué.

Mi ex esposo, quien era sumamente romántico y detallista me la regaló hace muchísimos años antes de irse a una misión militar. Emocionada la tomé entre mis manos.

“Adentro tiene 5 millones de besos. Ábrela y toma los que necesites mientras yo no esté aquí. A mi regreso vuelvo a rellenarte la caja”.

No recuerdo cuantas veces la abrí llorando por su ausencia. Increíblemente me confortaba pensar que en ella estaba encerrado el amor del que fue mi marido y la esperanza de que volviera pronto y con bien.

Curiosamente amigos y familiares me han regalado otras cajas. Ninguno sabe la historia de mi cajita de besos pero por algún motivo siento también que su amor y amistad se encierra en ellas. Adoro recibirlas y cada una se coloca en lugares especiales de mi casa. La mentada cajita me inspiró esta mañana a escribir un pequeño poema.

CAJITA DE BESOS

En esta caja pequeña,
Te dejo mi corazón,
Para que nunca te falte,
Un tierno beso mi amor.

Una caja de madera,
Será un recuerdo perenne,
Del amor que nos tuvimos,
De aquel que nunca fallece.

Los besos que aquí te dejo,
Son para que siempre pienses,
Que la distancia no existe,
Entre aquellos que se quieren.

Y si un día ya no me tienes,
Por las cosas de la vida,
Toma un beso 💋 de hace años,
De vez en cuando a escondidas…

Diana Montaño (Sep 12, 2020).

Para que nunca les falten cajas y besos en sus memorias…

UNA MEJOR VERSIÓN

“Acéptate como eres”, “Ámate tal como estás” “Soy así, el que me quiera…que se aguante”.

A cada rato leo estas frases aparentemente motivacionales que nos invitan a querernos. Pero…¿No nos están haciendo más mal que bien?

Soy una persona horrorosamente realista y confieso que tengo problemas “aceptándome” como soy.

Aunque creo que mi autoestima alcanza puntos altísimos, la realidad es que toda mi vida he tratado de ser una mejor versión de mi misma.

Me digo con cariñito: “Mimisma, hay que ponerse una mascarilla en ese rostro cincuentón ¡El mundo no tiene que verte así muñecona!”

Ojo: La autoestima no significa estar ciegos…o sordos. Si alguien me dice “Te veo cansadita” lo traduzco de inmediato a un “Mi hermana ¡Que jodida te ves!” y miren…yo…primero muerta que sencilla, básica o elemental.

Si estoy pasada de peso y el espejo lo refleja…me pongo a dieta. Hago ejercicio 🏋️‍♀️ y busco 4000000 formas de bajar esas libras.

Si tengo la nariz de Pinocho, me someto a cirugía. Un perfil griego a nadie le cae mal.

Si el maquillaje me hace lucir mejor, compro los más buenos del mercado…¡Y los uso a full velocidad! ¡Sombra aquí y sombra allá, maquíllate, maquíllate!”.

Si mi espíritu decae, leo. Me instruyo, oro, acudo a una congregación o ME MEDICO. Me vale.

Si tengo conflictos en mis relaciones personales busco respuestas y acudo a un “coach” de vida a que me ayude a entender por qué hago lo que hago y cómo puedo avanzar hacia relaciones sanas.

Yo no acepto mis nalgas caídas o mis muslos flácidos. Tampoco acepto mis arrugas o la papada que me recuerda que no me cuezo al primer hervor. Ni al segundo.

Digo no a mi mala leche cada mañana porque nadie tiene que “quererme como soy”. Pretendo a como de lugar, envejecer con dignidad, con un espíritu alegre y chocarrero.

Aunque no me obsesiona la perfección quiero tener una buena calificación en todas las facetas de mi vida.

¿Por qué me tengo que aceptar gorda, flaca, fea o arrugada? ¿Por qué me voy a conformar con usar ropa de ruca si nací en 1971? ¿Voy a renunciar a los tacones 👠 porque los pobres pegan de gritos cuando me trepo en ellos con toda mi humanidad? ¿En serio tengo que tener mi casa toda destruída? No, no y no.

Aceptarnos como somos no significa quedarnos estancados porque si somos honestos al hacerlo terminamos lloriqueando en una esquina nuestros muchos defectos o grandes miserias.

Aceptar la imperfección y ¡Corregirla! debería ser un mandamiento bíblico…ay Diosito ¡Ten misericordia de nuestras insensateces!

Gente de bien o de mal…vamos a darnos verdadero afecto, lo mejor de lo mejor de ¡MI PARA MIi!…¡DE TI PARA TI! ¡DE ÉL PARA ÉL!

¡Con amoooooooorssssshhhhhhh!…

Que cada día amanezcas…SIENDO UN TITULAR DE PRIMERA PLANA…se los deseo de corazón 💓…

UN RECUERDO DEL AYER

Solo tenía 22 años

Al mirar la fotografía no pude evitar la nostalgia. Tenía 22 años y estaba recién llegada al país de las oportunidades. Esta, fue una de varias imágenes que me tomaron para obtener un puesto en una estación de televisión. El trabajo lo logré 6 años después cuando decidí mudarme desde San Diego en California hasta Miami, la capital del sol.

Me dieron risa mis cejas tupidas y el labial intenso. Balboa Park fue el escenario para que yo diera rienda suelta a mi imaginación. Mi amigo, Tom Kurtz, fotógrafo del San Diego Union Tribune me regaló la sesión.

“Just think in something that you really want”. ¡Yo quiero contar las historias de la gente!

Siempre he tenido amigos maravillosos que se animan a ayudarme en mi carrera. Maquillistas, estilistas, fotógrafos y colegas de aquí y de allá GRACIAS.

Al verme en la fotografía no pude evitar la tentación de felicitar a esa cara juvenil que parecía sonreírme desde lejos.

“Diana, Diana…no lo has hecho mal”.

En 1992 me aterraba la idea de fracasar profesionalmente o de que mi recién estrenado matrimonio se fuera a pique. Me daban pavor la maternidad y el transporte público.

30 años han pasado desde entonces. He tenido una larga y dinámica carrera, me divorcié y fui madre. Digamos que ya no le temo a nada…salvo al transporte público. Alguna vez he contado porqué.

Hoy le diría a esa muchacha de 22 años, “¡No dejes escapar la más mínima oportunidad de ser FELIZ aunque sea dos horas! Calma y paciencia. ¡VIAJA más, VIVE más, SUEÑA más! Porque todo, todo llega…¡Para el que sabe esperar!”

Y ustedes…¿que le dirían a su yo joven?

NO SUPLICARÁS

Soy de las que cree firmemente en la maravillosa ley de “el que te quiere, te busca”. Mendigar amor, amistad, respeto y compañía nunca ha ido conmigo. Por eso, siempre me cuesta trabajo entender “relaciones” aberrantes en las que solo uno se “entrega”. Vamos a ver, si tú sabes que una persona está jugando contigo pues hay una de dos: o juegas tú también o te alejas. Si el juego se pone “rico” bueno, pues adelante…pero si ni para “jugar” sirve…¿Qué carajos haces ahí?….

Ayer, estaba en un lugar y vi una escena que me revolvió el estómago.

Una mujer se desbarataba en arrumacos con un señor que ponía cara de Dios griego. Solo la ponía, su cara no se parecía a la de ningún galán que habita en el Olimpo.

La mujer, de unos 50 años le hacía carantoña y media como si fuera una quinceañera y el tipo serio, serio. El se dio cuenta que yo los estaba mirando y parece que a propósito se puso más idiota de lo normal. Le hacía “fuchi” a la mujer con la intención de que todo el que pudiera viera sus desprecios hacia la otra que estaba haciendo un papelón.

Finalmente ella le dijo “Papi ¿Por qué eres así conmigo?”…

Yo quería gritarle ¡Por estupidaaaaaaaaaaa!” ¡Por eso! ¡Porque es obvio que no te soporta! ¡Déjalo ahí en la calle a este ridículo!

El tipo mejor caminó hacia otro lado y la mujer fue detrás de él toda angustiada.

Por favor gente, un poquito de seriedad con nosotros mismos. Todos nos damos cuenta perfectamente cuando nos dan con un bate y nos mandan al demonio.

¿Crees que no te quieren? ¡Estás en lo cierto chaparrón!

¿Crees que te están usando? Entonces es porque ¡Si te están utilizando!….si no eres capaz de hacer lo mismo y disfrutar del “cuando se puede y quiere” entonces ahueca el ala y deja de arrastrarte por “amor”…..

¡DESPIERTA FIERAAAAAAA!!!!! Engéndrate en pantera y rugeeeeeeeeee….ponte en plan PERRO 🐶, no hay nada más sexy que aquel que sabe lo que vale….

Dejemos de deshojar una pinche margarita….

dignidad #amorpropio #tómala

“LA SUERTE DE LA FEA…..”

Durante siglos, las mujeres latinoamericanas hemos escuchado la famosa frase retumbando en los oídos. “La suerte de la fea….la bonita la desea”.

“¿Cómo es posible que semejante “personaje” se haya conseguido un novio así?” Casi todas hemos pecado de juzgar el atractivo físico de otra mujer en base a nuestras propias carencias y cánones de belleza.

“En todas las razas hay mujeres lindas” por supuesto que si, pero, no sé por que razón me sentí ofendida cuando me llamaron “exótica” y me dijeron que yo parecía una “esquimal”. Con desesperación busqué fotografías de las señoras esquimales y simplemente no pude encontrarme el parecido. En lo único que noté un lejano acercamiento fue en sus mejillas sonrosadísimas producto de la gélida vida que llevan, las mías chapeaditas bien bonitas, cortesía de los cosméticos. Aunque pensándolo bien, genéticamente con todo esto del ADN quizá una de ellas fue mi primera madre mitocondrial.

Recientemente el tema nuevamente salió a relucir en una charla chismorrona entre amigas y es lo que me lleva a escribir el día de hoy esta breve reflexión.

¿Qué es ser bonito? ¿Qué es ser feo? ¿Por qué insistimos tanto en este rollo de la belleza física? ¿Tienen realmente suerte las “feas”? Yo constantemente bromeo con aquello de que “hay que ayudar a la naturaleza” especialmente con cosas que te incomodan a ti.

Supongo que debe haber estudios científicos y sociológicos al respecto pero quise manifestar mi pensamiento porque siempre he creído que “la suerte de la fea…a la bonita le vale madre”…..

PD: Espero tomen el post como lo que es. Una verborrea vespertina. No me acusen después de decirle feo a nadie. Gracias

Yo como estoy bonita…¡no me preocupo! Jajajaja aunque me digan EXÓTICA…