UN ACCIDENTE DE CARRO

¿Ven porqué eso de perder el tiempo no va conmigo? La vida es corta. Hace unos años tuve un accidente automovilístico. Acababa de estar en casa de mi amigo y estilista Martin Richard y tenía la cabeza llena de rolos. Había mandado un mensaje de texto a otro amigo y habia llamado a mi casa para avisar «ya la mamá va para allá»…pero pues no. Todo cambió en un segundo. Me tocó esperar en medio de la calle a que llegara la policía mientras hacía…el recuento de los daños.

«¿Cómo le voy a hacer?…Mañana me toca levantarme a las 4, llevar a Angela al aeropuerto, regresar y meterme al supermercado, llevar los víveres a casa, arreglarme, llevar a Diego al colegio y salir corriendo para llegar a tiempo a mi entrevista de las 9 de la mañana. Carajo, no tendré carro».

Empecé a sentir dolor en el cuerpo y la cabeza, el estrees se apoderó de mi.

«Olvídate de mañana…¿Qué vas a hacer con este carro cuya puerta no cierra? ¿Dónde lo vas a dejar? ¿Llamaré a una grua? Dioooooossss me hace falta mi ex maridoooooooo»…pero no lo llamé.

Siguiendo el consejo de 3 señores que andaban por ahí y luego de dos horas de esperar por la policía me monté en el carro.

«Póngase el cinturón, mantenga la mano en el timón y con la otra la puerta. No mire hacia ningún lado que se va a marear porque lleva un pedazo de puerta abierta. Póngase una cancioncita para que se distraiga…de esas norteñas para mexicanas»…no me hizo gracia.

Puse a Camilo Sesto…»El amor de mi vida…has sido tu..mi mundo era obscuro hasta encontrar tu luz…» y así hasta que llegué a mi casa.

Finalmente a las 12:30 pasada la media noche pude acostarme a dormir. Una buena patada aseguró la puerta.

«Te necesito carrucho…mas vale que jales bonito cuando te prenda en la madrugada porque si no…te va a cargar…la chin%#$»…

Y funcionó..como todas las cosas mías cuando les pego una buena mentada.

Me dolían todos los huesos y el monedero…pero me quedó alegre el corazón ♥️

Que no se nos vaya la vida en tonterías, porque esta dura un minuto…

UN ACCIDENTE DE CARRO

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *